La Universidad de Cantabria participa en el proyecto europeo Mont-Blanc

Mont-Blanc
Friday, September 26, 2014
La Universidad de Cantabria colaborará en el diseño de la red de interconexión que comunicarán los millones de dispositivos del futuro prototipo europeo de supercomputación

La Universidad de Cantabria, por medio de su Grupo de Ingeniería de Computadores (GIC), del recientemente creado Departamento de Ingeniería Informática y Electrónica, tiene como principal tarea el diseño de las redes de interconexión que comunican los millones de dispositivos que compondrán el futuro prototipo de supercomputador. Dichas redes se consideran un elemento clave en la carrera a nivel mundial hacia los supercomputadores Exascale, que se esperan para el final de esta década.

Investigadores de la Universidad de Cantabria (UC) han acudido a la reunión de socios del proyecto europeo Mont-Blanc, celebrada en Bristol (Reino Unido) los pasados días 15 y 16 de septiembre, para exponer los resultados de los trabajos que están llevando a cabo.

La eficiencia energética es una de las prioridades actuales de los técnicos que trabajan en el diseño de computadores y más en los futuros sistemas Exascale, ya que dada su alta capacidad de cómputo, consumen mucha energía. Desde octubre 2011, el objetivo del proyecto Mont-Blanc es diseñar una nueva arquitectura capaz de definir los estándares futuros en supercomputación, que integrará tecnología de los teléfonos móviles y tablets. La Comisión Europea concedió 8 millones de Euros más de financiación para prolongar las actividades de investigación en este proyecto hasta el 2016.

El proyecto Mont-Blanc está coordinado por el Barcelona Supercomputing Center (BSC) y forma un consorcio europeo en el que se encuentran empresas tecnológicas como Bull, ST Microelectronics, Allinea y ARM, así como Jülich, GENCI, INRIA, CNRS, CINECA (Italia) y la Universidad de Bristol y Stuttgart. En su inicio, el proyecto tenía un presupuesto de más de 14 millones de euros, incluyendo más de 8 millones financiados por la Comisión Europea a través de su Sétimo Programa Marco (FP7). Dos años más tarde, la Comisión Europea concedió fondos adicionales de 8 millones para ampliar las actividades del proyecto Mont-Blanc hasta septiembre de 2016.

Attachments: 
AttachmentSize
PDF icon Nota de prensa42.84 KB